Seguidores*

domingo, 27 de abril de 2014

No words.

¿Dónde están las palabras? A veces te quedas sin habla, a veces quisieras decir tanto pero no tienes fuerzas para decir algo. Dicen que las palabras salen solas, pero a veces sale algo antes, ¿qué sale? lágrimas, lágrimas que te llenan el rostro, prefieres no decir nada para no sentirte peor, pero sientes que ya estás en ese "peor" porque te das cuenta que no puedes dejar de llorar. 
¿Dónde están los días buenos? Me hace falta un día bueno, no encuentro un día "bueno", veo "días" pero ya está. ¿Dónde está esa sonrisa mía que salía todos los días? Ahora sale una sonrisa que intenta mostrar que no pasa nada, pero realmente pasa y pasan muchas cosas, todo de golpe como un tornado que acecha sin más, todo viene hacia mí y yo no puedo más. Me faltan ganas, me faltan fuerzas, ¿dónde estoy? ¿dónde me encuentro? No lo sé, sólo me queda esperar a que todo vuelva a la normalidad, que pase el tornado y que todo vuelva a estar "bien". 

sábado, 8 de febrero de 2014

Un poco perdida.


Días en los que te levantas y no sabes por qué, es decir, hay algún motivo, ¿hay alguna razón por la que me deba levantar? A veces existen los días que tanto anhelamos pero otras, otras son días sin más, días en los que no encuentras el verdadero motivo por el cual abrir los ojos, despertarte y seguir.
Días que mejor no pasar, días sin sentido, días estúpidos, días inútiles, días tristes, días que ya no sabes qué hacer pero a veces ya no puedes ni volverte a dormir y das mil vueltas, o incluso más, pero lo único que sabes es que no te quieres levantar, ¿y, entonces? ¿te jodes, no? Es decir, te toca levantarte como cada día, aunque a veces puedes pasarlo en la cama intentando dormir, pero te das cuenta que ya no puedes más, no consigues volverte a dormir por más que lo intentes. ¿Qué hago?
Pues nada, a veces no podemos hacer nada, sino todo lo contrario hacerlo todo sin hacer nada, darnos cuenta que toca levantar cabeza y estar en pie, animarnos aunque sea con la típica frase de "hoy es un buen día para sonreír", toca animarnos, darle un toque de gracia a nuestro día, porque es NUESTRO DÍA, Y SÓLO NUESTRO.